Hospitalidad

Tras varias semanas de travesía, el navío atracó en una pequeña isla, que no se encontraba localizada en ningún mapa. Avistar tierra supuso un regalo de Dios para aquellos hombres desesperados que navegaron sin rumbo ni capitán, sin una mano que les guiara por las infinitas aguas. Mayor fue su alegría cuando descubrieron un grupo de hombres que desplegaba sus grandes redes de pesca en la orilla de arena blanca. Junto a ellos, jugaba unos chiquillos que, al verlos, corrieron entre los palmerales. Carlos, que a pesar de su juventud era de los tripulantes más respetados —y el más sensato—, instó al resto de sus compañeros a guardar las formas para no asustar a los salvajes. Continue reading “Hospitalidad”

Anuncios

Menuda fiesta

El lunes por la mañana, María no recordaba nada de lo que ocurrió la noche del sábado. Llevaba un par de días sin comer porque le dolía el estómago, pero no era nada importante. Para mi desgracia, yo aún lo recuerdo. Aquella noche aprendí dos cosas. La primera, que beber en exceso puede traer unas consecuencias terribles; la segunda, que nunca se conoce a las personas tanto como una cree. Continue reading “Menuda fiesta”

Carne de lata

No le ha entrado por el ojo, y eso es un problema. Valeria se las prometía muy feliz en su primera cita, después de llevar un par de meses intercambiando mensajes por WhatsApp tras coincidir en una red social para encontrar pareja. Sin embargo, no es tan atractivo ni tan joven como en las fotos. Ella, que se ha arreglado como para una fiesta de Nochevieja, preparada para entrar a matar en cualquier momento, ha perdido la libido de un plumazo. Pero bueno. «Ya puestas, cenamos». Al menos, el susodicho ha cumplido su promesa de llevarla a un restaurante chino en el centro de la ciudad. Un sitio de moda, elegante y caro, o al menos eso dijo. Continue reading “Carne de lata”

Destino: Moscú

 

La agradable voz en off femenina transmite su mensaje a los pasajeros del vuelo cuatrocientos treinta y seis, y Juan se abrocha el cinturón a la espera de aterrizar. Ya ha pasado un año desde que su Martiña obtuviera una beca de estudios y cambiara las Rías Baixas por la Plaza Roja, para disgusto de la abuela: «¡A esta rapaciña no se la ocurre nada bueno!». Desde entonces, sus conversaciones han quedado reducidas a horas de Skype cuando el trabajo lo permite. Pero Juan, que es de los que piensa que si Mahoma no va a la montaña, a ésta le crecen patas para moverse donde haga falta; compró un vuelo barato por internet para visitar a su hermana por Navidad. Continue reading “Destino: Moscú”

¡Feliz Año Nuevo!

Os aviso con tiempo para que no os pille el toro como a nuestro pequeño amiguito. Disfrutad de esta noche en la mejor compañía y que no se os olvide nada antes de las doce, en especial de la lista de deseos para el año que entra. 

 

Otros ojos

Mírame, a mi no puedes engañarme. Ya nos conocemos.

Te observo día y noche, analizo cada uno de tus gestos e interpreto tus miradas. Percibo tu estado de ánimo aunque te esfuerces en ocultarlo, como a veces haces. La vida sigue, nada importa. «Un día más», te dices antes de salir por la puerta. Continue reading “Otros ojos”

Kike

Hoy quiero contaros una historia real. La historia de un chico normal, alguien como tú y como yo, un ciudadano anónimo a quien no se le atribuye ningún mérito destacable de cara a la sociedad pero que para mi merece más reconocimiento que algunos que sí lo son. Y por eso quiero hablaros de él en forma de Cuento de Navidad.

Continue reading “Kike”