Pesadilla antes de Navidad

Los habitantes de Ciudad Halloween llevan un tiempo preocupados. Todos se preguntan lo mismo. «¿Qué le pasa a Jack?». El afable y popular vecino huesudo lleva días sin salir de casa ni responde a las llamadas. Ni siquiera Sally, con quien mantiene una estrecha amistad, sabe de él. Sin embargo, la almena de su torre está iluminada en la constante oscuridad.

Hace días que no come y apenas duerme. Su cabeza es un hervidero de ideas sobre la misma premisa. Ese viejo gordo que entrega regalos a los niños por Navidad. Los renos de su trineo, cada vez más cansados y deslustrados, apenas pudieron aguantar la última noche de reparto. Jack le ayudó con la construcción de media docena de renos mecánicos, gracias al Doctor Frankenstein, a cambio de colaborar con él los próximos años. Sin embargo, la fecha se acerca y lo último que supo del barbudo sinvergüenza fue una llamada de teléfono: «Ya lo veremos. ¡Oh-oh-oh!».   

En una pequeña casa escondida entre los bosques de Laponia, la señora Klaus colma de galletas dulces a sus pequeños elfos y duendes mientras su marido revisa las cartas que ha recibido. «Una bicicleta, dice. ¡Oh-oh-oh! Un osito de peluche y tan contento, que son muy bonitos y abrazables». Llaman al timbre. «¡Santa, abre tú que yo tengo mucho lío!», grita su mujer. «Bah. Será el cartero, otra vez», masculla mientras se levanta de su butaca roja aterciopelada con las manos en los riñones y camina despacio hacia la puerta.

Tres niños con caretas le esperan y en cuanto abre la puerta, le rocían la cara con gas pimienta. El adorable anciano se lleva las manos a la cara y grita preso de la ceguera, momento en el que aprovechan para lanzarle un saco por encima de la cabeza. Sin embargo, aprovecha su corpulencia para resistirse hasta que recibe un fuerte golpe en el cráneo que le hace perder el conocimiento.     

Despierta bajo una luz amarillenta y olor a humedad. Aturdido y dolorido. Le escuecen los ojos. Además, está engrilletado de manos y pies, e inmovilizado con una gran argolla de metal que le sujeta el cuello. Escucha una voz desde el fondo de la sala.

—¿Estás cómodo?

Unos pasos anuncian que alguien se acerca. La luz del foco muestra unas piernas largas y huesudas.

—Cometes un gran error.

—No. —Contempla la calavera que tiene por rostro, con unas facciones aterradoras como jamás había visto—. Tú has cometido un gran error.

Se aleja hacia un punto oscuro de la sala, lejos de la vista del prisionero.

—¿Qué vas a hacer? —le pregunta.

No responde. De nuevo, escucha sus pasos moverse con lentitud. Incluso, llega un momento en el que parece que se hace el silencio. Cree que se ha marchado, pero regresa con una caja de metal entre las manos.

—¿Qué eso? —pregunta de nuevo.     

—Una sorpresa para mi querido amigo. —Abre los cierres de seguridad que contiene la tapa de la caja y la coloca sobre la descomunal barriga de su víctima—. Me gustaría quedarme y disfrutarla juntos, pero tengo trabajo que hacer. La Navidad está cerca.

Sus pasos avanzan hasta que se escucha rechinar unas bisagras de metal y el golpe sordo de un pesado cerrojo. La caja empieza a moverse y de su interior brota una docena de escarabajos mecánicos, que se distribuyen por su cuerpo como en una maniobra militar. Con las pinzas que tienen por fauces, arrancan su piel y escarban en su carne hasta llegar a los órganos internos.

Mientras Santa Klaus se retuerce y grita antes de morir, Jack prepara su trineo.  

Resultado de imagen de jack skeleton


19. Piensa en tu personaje de la infancia favorito (Anastasia, Ariel, Vaca y Pollo..) y haz que haya cometido un asesinato. Describe cómo ha llegado a matar.

Anuncios

Un comentario sobre “Pesadilla antes de Navidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s