Cambio de surtidor

  • Relato que contenga las palabras armario e idea. Ambas palabras pueden escribirse en singular o en plural.
  • Tema libre.
  • Reto añadido y no obligatorio: que el relato tenga lugar en una gasolinera como único escenario.

 

Sus largos dedos tamborilean sobre el volante y tararea la melodía que suena en la radio, de la que no conoce ni el título ni el intérprete. Los faros delanteros son la única iluminación que tiene la vía de servicio por la que circula. Conduce tranquilo y sin prisa por llegar a su próximo destino. Desvía la mirada al indicador y echa un vistazo al mapa que tiene desplegado en el asiento del copiloto. La gasolinera más cercana se encuentra a menos de media hora, en mitad de un campo de tierra al lado de la carretera, y aparca junto al surtidor. Apaga el motor y vacila antes de abrir la guantera, sacar efectivo de la cartera y salir del coche. Hace frío. Se sube la cremallera del abrigo hasta el cuello y se mete las manos en los bolsillos mientras camina hacia el autoservicio. 

Resultado de imagen de gasolinera de pueblo de noche

Una joven se asoma por la ventana y le hace un gesto, el depósito está activado. Le levanta el pulgar y vuelve sobre sus pasos, con llenarlo a la mitad bastará. Mira el marcador de los litros al tiempo que le castañetean los dientes. Cuando cruce la frontera irá a un lugar más cálido, por ejemplo California. Terminado el repostaje camina hacia el establecimiento. La cajera, rubia de ojos verdes y pecoso rostro infantil, lo saluda con amabilidad y una amplia sonrisa. Está convencido de que no recibe muchas visitas pero no quiere entablar conversación, se lleva la mano al bolsillo del abrigo y le extiende un billete. Ella abre la caja registradora para devolverle el cambio y cuenta con minuciosidad las monedas, que caen al suelo ante el sobresalto de verse apuntada con una pistola a escasos centímetros de su cabeza.

Gimotea con las manos levantadas y está a punto de suplicar cuando Jim la ordena que deje todo el dinero encima del mostrador sin hacer tonterías. Está demasiado asustada como para resistirse y saca el contenido de la caja registradora, con lentitud forzada. Cree que así podrá ganar tiempo mientras su cerebro funciona a mil revoluciones por segundo, pero su plan no funcionará con Jim, un hombre tan paciente que observa a sus víctimas durante semanas antes de dar el golpe. Sin embargo, ocurre algo que no estaba previsto. El montón de monedas vibra sobre el mostrador y las observa sin dar crédito a lo que ven sus ojos. Todo tiembla a su alrededor. Las botellas de licor chocan entre sí entre violentos vaivenes, las estanterías se desplazan con el movimiento del suelo y los objetos que descansan sobre ellas caen. Se gira para mirar a la chica y comprueba que se ha marchado. Sale a buscarla y descubre que, además, se ha llevado su coche. El techo se agrieta y las latas de conservas ruedan por el suelo sin rumbo. Consigue refugiarse dentro de un armario que encuentra al final del pasillo antes de que se desprendan los primeros cascotes. Todo se resquebraja a su alrededor, al igual que sus expectativas de futuro. Todo se ha ido a la mierda en cuestión de segundos y ahora su principal preocupación es escapar. Esa niña con cara de mosquita muerta lo ha jodido, pero bien.

Los temblores cesan y entreabre la puerta del armario, contempla el movimiento de un fluorescente que oscila sobre su cabeza y chirría. Los daños son considerables. Decide salir del armario tras comprobar que todo está en calma y camina decidido hacia la puerta, hasta que una luz cegadora que proviene del exterior lo hace volver sobre sus pasos y esconderse detrás de una estantería que sigue en pie. Espera con la respiración contenida mientras retira el seguro de la pistola, y escucha como algo emite unos gruñidos roncos y se arrastra, una criatura sin forma que repta entre los cascotes con agilidad y se dirige hacia él. Lo primero que se le pasa por la cabeza es disparar pero descarta la idea y opta por darse la vuelta por el pasillo contrario para evitar encontrarse con esa cosa horrible. Sin embargo, otra de ellas trepa por la estantería y la dispara. Lejos de derribarla, herirla o espantarla, la enfurece; y de su masa viscosa emergen dos grandes tentáculos que lo agarran por el cuello y lo acercan a un gran agujero negro lleno de dientes afilados. Jim forcejea para liberarse de su agarre pero su compañera se acerca por detrás y se enrosca a la altura de su pecho, hasta que cae desplomado a consecuencia de la asfixia.

Anuncios

F-548

—Era más que un simple robot —suspira, entre lágrimas—. En mis ciento treinta años, jamás había visto nada parecido.

Transcurría el año mil ochocientos veinticinco cuando una treintena de transportes aéreos llegaba a la Academia de instrucción militar con un cargamento de nuevos alumnos. La invasión de la galaxia era cuestión de tiempo y el planeta Simeo era el próximo objetivo. Los cancilleres buscaban preparar una ofensiva para evitar que fueran doblegados y lanzaron un mensaje a la población, compuesta en su gran mayoría por ingenieros y científicos, para que trabajaran en prototipos útiles para la misión. El resultado, fue la producción de un millar de robots F-548 listos para empezar a funcionar. Continue reading “F-548”

Conversión

La ventana se rompe estrepitosamente, y un grupo de hombres y mujeres entra en la casa, armados con rifles. Se dividen y recorren cada rincón en busca de otros ocupantes, pero no hay nadie. Uno de ellos recoge todos los alimentos no perecederos que encuentra en la cocina, conservas o comida en lata, y bebidas. Otro decide que no es mal lugar para pasar la noche. Se ponen manos a la obra para precintar todos los accesos a la vivienda, sellándolos con cinta americana y colocando muebles pesados contra ellos. Se reúnen en el salón y se reparten el espacio para poder dormir, cuando encuentran una grabadora encima de una mesa. Movidos por la curiosidad, escuchan la voz de una joven: Continue reading “Conversión”

Apolo 11

15 ¡Cambia el devenir de los hechos! Elige un momento histórico clave y construye una realidad totalmente diferente, ¿qué hubiera sucedido si…? Practica sin miedo toda tu destreza con la descripción.


 

Desde que el hombre llegó a la luna en julio de mil novecientos sesenta y nueve, la forma de ver el universo ha cambiado. El mundo entero estuvo pendiente de la retransmisión de aquel hito en el campo científico y espacial a través de la televisión. Los afortunados que disponían de uno en sus casas, se reunían con familiares y amigos; los que no, se agolpaban en los escaparates de las tiendas de electrodomésticos para verlo. Mi familia y yo tuvimos el gran privilegio de presenciarlo en el Observatorio Parkes, lugar desde el que se transmitió la señal a los medios de comunicación.    Continue reading “Apolo 11”

El ángel caído

Consignas

  • El arco emocional del relato debe ser ‘la caída’.
  • Debe aparecer un ángel como personaje o representación del mismo.
  • El/la protagonista debe dar a alguien una caja envuelta con papel de regalo.

“Hubo un gran combate en los cielos. Miguel y sus ángeles lucharon contra el Dragón. También el Dragón y sus ángeles combatieron, pero no prevalecieron y no hubo ya lugar en el Cielo para ellos. Y fue arrojado el Dragón, la Serpiente antigua, el llamado Diablo y Satanás, el seductor del mundo entero; fue arrojado a la tierra y sus ángeles con él.” (Apocalipsis 12, 7-9)
Continue reading “El ángel caído”

Fanatismo

Consignas

  • El/la protagonista debe ser secuestrado/a cuando era adolescente y llevado llevaron a un planeta con seres desconocidos. Este trasfondo debe mencionarse e influir en su carácter.
  • Todo el relato debe ocurrir en un templo.
  • Debe aparecer la palabra estrellita.

 


 

Las puertas del templo se abren estrepitosamente en mitad de la ceremonia. Los presentes, ataviados con sus túnicas blancas, se giran a mirarlo entre murmullos mientras se acerca al sacerdote.

—¿Puedo ayudarte en algo?

—Ya lo creo, Padre. Continue reading “Fanatismo”

El peso de una elección

Escribir un relato distópico donde aparezca mencionada Carrie Fisher o la princesa Leia y en el que un personaje haga una confesión que llevaba años guardada.


PD: Relato no apto para nostálgicos


Hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana.

Atrás quedaron los tiempos de las encarnizadas batallas entre los Rebeldes y las tropas imperiales y reina la concordia. Una nueva República se ha instaurado para favorecer las relaciones interplanetarias, quedando abierto el proceso para la elección de un nuevo Canciller. Sin embargo, el nuevo sistema de gobierno cuenta con algunos detractores. La ya consolidada Primera Orden sigue en su empeño de romper la estabilidad reinante y restaurar el Imperio, y aún se desconoce quién está detrás de esta formación que busca destruir lo que queda del legado de los caballeros Jedi.

Continue reading “El peso de una elección”